Experimentos literarios con una niña de 4 años

Cuando iba a 4º de EGB el profesor Hilario reservaba una hora a la semana para ofrecernos la lectura de un libro en voz alta. La novela en cuestión era Oliver Twist, de Dickens. Más que la historia recuerdo a don Hilario declamando con una mano sujetando el libro y con la otra gesticulando, acentuando con sus dedos las palabras de su boca. Aún ahora me parece una tarea titánica hacer la lectura de una novela en voz alta, y al mismo tiempo creo que es una forma encantadora de atraer a futuros lectores hacia las redes de la literatura.

la-historia-interminable

Así que años después he hecho la prueba con mi hija. Hasta ahora cada noche Elia nos pedía un cuento que le murmuramos con la luz apagada. Hace unos días cumplió 4 años, y desde entonces cada noche le explico un capítulo nuevo de una novela. He elegido La historia interminable, no solo porque fue un libro que me sedujo de pequeño, sino porque Michael Ende urdió una trama muy bien secuenciada por episodios que es muy útil para mi cometido. Vamos por el cuarto capítulo, cuando Atreyu se topa con el Dragón de la suerte. No es mucho, ni siquiera sé si llegaremos hasta el final, pero de momento Elia me pide que le continúe explicando la historia a cualquier hora del día.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s