La abstención el 9N

Queda una semana exacta para el 9N y las cabezas pensantes del govern català y las del gobierno español todavía son capaces de sorprendernos con alguna salida de tono.

Sin embargo yo ya he tomado mi decisión y no voy a dejarme influir por ellos: no voy a ir a votar el 9N.

No es la primera vez que la abstención es mi respuesta a una política que me ignora más que me representa, y sin embargo, más allá del signo de mi hipotético voto sé que mi silencio electoral decepcionará a algún amigo. Tal vez sea por eso que me veo escribiendo este texto en el que deseo explicar mis razones.

Mi abstención no es una respuesta a la consulta descafeinada en que finalmente parece abocado el 9N. Pese a situarme a años luz del señor Mas y no profesarle ni un gramo de simpatía, pienso que su aventura no podía tener otro final más si cabe la actitud de un gobierno español empeñado en negar la evidencia.

Mi distanciamiento de la consulta viene dado por la formulación de la misma, no ya por las preguntas, sino por su origen y direccionamiento. La ANC ha hecho un trabajo magnífico, ha logrado aglutinar en un breve espacio de tiempo a una serie de fuerzas políticas condenadas al desencuentro. Viendo TV3 y leyendo la prensa catalana uno tiene la sensación de que la independencia es el deseo de cada uno de los catalanes. En cuento de la mayoría silenciosa esgrimida por Marrano Rajoy y sus secuaces es un insulto a la inteligencia.

Sin embargo, el silencio existe.

Viví el referéndum escocés con la misma envidia que cualquier independentista, no ya porque el gobierno de Cameron lo permitiera, sino porque había un verdadero debate y se palpaba la evidencia de una sociedad dividida ante la cuestión del soberanismo. En Cataluña, en cambio, parece que no existan matices, controversia, ni resquicios. La consulta no ha sido impulsada para calibrar una opinión, sino para dirigir una respuesta. Sería fácil responder a mi queja diciendo que sólo tengo que ir a votar para decir lo contrario, pero eso me remite al comienzo de este texto: la abstención es mi respuesta cuando me invitan a bailar una música que no me dan a elegir. Una música que suena, además, a flautista de Hamelin. Los mensajes de los ciudadanos recogidos por la ANC me sacan los colores: un país on només els petons em tapin la boca; un país on la meva àvia arribi a final de mes… No es que me burle de esos deseos que yo también comparto, pero me irrita ese sentimentalismo en el que los seres humanos aupamos nuestros intereses vaciándolos de contenido crítico.

Uno tiene la sensación de que se ha hablado más de la continuidad del Barça en la Liga en caso de independencia, que de asuntos sociales, económicos y políticos. Francamente, he echado de menos un foro público de debate. Los partidos se han centrado en defender el derecho a decidir o atacarlo, ni uno ni otro han logrado despertar mi empatía.

Subrayo la palabra empatía y pongo en entre dicho  lo antes mencionado sobre el Barça. Claro que ha habido debates, pero han carecido de la empatía suficiente para que se sumaran los que desconfiamos de la independencia. En el fondo no es nada nuevo. Hablando con amigos independistas tenían claro que sólo irían a votar los partidarios del Sí Sí. Eso también lo señala Vicenç Navarro  en esta interesante entrevista. Entonces, verdaderamente, ¿para qué se quiere esta consulta? ¿Un órdago para el gobierno español? ¿Una manera como cualquier otra de hacernos sentir a los no independentistas que no contamos?, ¿un simulacro a unas elecciones de verdad?

A lo mejor el día que se celebre una consulta de verdad como en Escocia, con un programa real y un debate sin complejos, soy el primero que opta por un estado nuevo. Pero así, tal y como han ido las cosas, el 9N es una fiesta a la que no me siento invitado.

Anuncios

10 Comments

  1. “La consulta no ha sido impulsada para calibrar una opinión, sino para dirigir una respuesta”. Amén, hermano. En cuanto a los cartelicos con que la ANC ha hecho su campaña, ya se me cayeron los palos del sombrajo cuando vi el de “un país en què es pugui menjar gelat per postres tots els dies”; pero cuando vi el de “un país que es llevi ben d’hora i que pugui dormir tranquil” me reafirmé en la impresión que tuve con la primera gran mani del 11S, mientras veía volver a los participantes hacia su autocar aparcado en Paral·lel, atravesando la calle Sant Pau sin ver a las decenas de paquis sentados a lado y lado, porque tenían sus miras puestas en Ítaca: el grueso de esta peña son familias bien pensantes, las mismas que se quejan de que las putas estén al lado de la Filmo (que entonces no estaba todavía abierta).

    O será que no me gusta madrugar. La cosa es que cualquier atisbo de discurso político se ha sustituido en este caso por un anuncio de Ikea. Por eso me temo que el prusés va a acabar sirviendo para que, pudiendo decidir la independencia, no nos dé por querer decidir nada más. Y conste que no hablo ni siquiera de la instrumentalización del asunto en manos de CiU, sino de la base eixamplesca del sarao. Conste también que, sin ser indepe, voté a la CUP en las últimas autonómicas, porque consideré que eran los únicos que de veras hablaban mi lengua en el Parlament.

  2. A mi me decepcionaría que no actuaras de acuerdo con tus principios. Como no es así, absoluto respeto i que vivan la literatura española y catalana (y el resto también, claro)!

  3. Gracias por decir alto y claro lo que pienso. Yo creo que sí hay silencios. No hay debates porque en algunos ámbitos no se admiten otras opiniones que no sean el Sí Sí. Y si, en estos círculos, uno se atreve a insinuar que no está de acuerdo con el Sí Sí tiene que justificarse con largas creces, además de sentirse atacado con argumentos tan ingenuos como que en España son corruptos y no quieren un gobierno de esa calaña. Yo, lo que no quiero es un gobierno de pandereta y casposo, como el que tenemos, que manipula la información (y si no, que se lo pregunten a los periodistas de TVE) y que usa el TC como instrumento para tapar la boca a los ciudadanos. Pero si los independentistas, con todos mis respetos, piensan que en un nuevo estado catalán habrá menos corrupción (véase caso Pujol, Palau de la Música, por citar los más recientes), es que piensan que los genes catalanes son diferentes (y mejores, claro está) que los del resto de la Península. A mí me parece un argumento pobre, excluyente e ingenuo. Y si encima estos argumentos sin solidez alguna, los aderezan con un poco de azúcar (esos patéticos eslóganes de Benvienido a la República del nostre País) y les dan el voto a los mayores de 16 años (¿es que nadie con un poco de cerebro sabe que a los 16 años todo se define por contraposición a lo establecido? O quizás, sí, sí lo saben y por eso les dan voto, pues lo establecido ya sabemos lo que es y se aseguran así el voto contra ello), por no hablar del tan manido “es que España nos roba” (anda que… Alemania, no, eh? Y a ver quién es el chulo que se independiza de Alemania) pues… Me parece que han perdido toda credibilidad, estos señores, por no decir su pantomima de votación (que ya no sé cómo llamar). Así que el día 9 me voy a ir a comer a La Fonda de Granollers con unos amigos un buen corderito del Montseny sacrificado para los honores de los ignorados. Y por lo que veo no soy la única.

  4. Hola!
    Pues yo sí que voy a votar, o a lo que más se le parezca… no tengo para irme a comer cordero, ni vivo en el Eixample, y sí, sí que veo a los paquis… pero no sé me ocurre otra manera de dejar un país digno para mi hijo, y para los hijos de los demás, vengan de donde vengan, ya que este país no excluye, sino que es tierra de acogida.
    ¿Cómo cambiar el sistema si no es reiniciándolo?
    Ahhh y qué Viva la literatura, catalana y española, venga de dónde venga!!!
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s