@Alicia_Hot

Comenzar a comentar un poemario a través de la ilustración de cubierta es tan absurdo

9788416485314
Alejandro Ruiz Morales. @Alicia_Hot. Granada: Esdrújula ed., 2015

como empezar la casa por el tejado.

Pues bien, tal vez ésta sea una reseña absurda.

La imagen en cuestión es la de una habitación. Por la ventana podemos ver el rótulo luminoso de la fachada donde se leen las letras HOT, referencia al título pero que también permite imaginar que se trata de una habitación de hotel. Del cuarto sólo contemplamos una equina. Sobre la pared hay un cuadro del conejito de Playboy y un escritorio con la pantalla del ordenador encendida. No hay nadie. La persona que abrió el ordenador ha salido de la imagen.

La escena recuerda vagamente los cuadros de Hopper. Pero no hay maleta, no hay libro, y sobre todo, no hay persona. El cuarto carece incluso de la fría desazón que trasmiten los espacios casi vacíos de Hopper. En la escena sólo se intuye la vida de la pantalla, un torso femenino congelado y sin público.

@Alicia_Hot habla de la soledad de ese y de todos los cuartos . Habla de la noche como único escenario habitable. La luz del sol ha sido barrida, no por la luz de los fluorescentes de Hopper, sino por la del terminal encendido donde nos aguarda (a través del espejo de Carroll) @Alicia_Hot, una webcamer que a veces recuerda al sistema operativo de Her (¿recuerdan la seductora voz de Scarlett Johansson?). Una Alicia que es la musa del deseo inalcanzable y substituido por la metadona de la pantalla.

Porque @Alicia_Hot habla de la adicción, y el primer mono que debe sufrir el yonki es el de la soledad. Una soledad que araña desde dentro, que agrieta la piel y las entrañas (las cicatrices son más fuertes que la piel) arrancando la energía, la autoestima y el sueño del yonki.

hopper-morning-sun1
Morning Sun, Hopper

Porque @Alicia_Hot habla del insomnio (el insomnio te pertenece / como soga al cuello). El negativo de la vida que se revela y desvela al llegar la noche negando el descanso. Cuando el reloj interno se ha pasado de vueltas, el ciclo se ha roto y comienza el otro ciclo, el de los fantasmas en ropa interior y pijama.

Porque @Alicia_Hot habla de los fantasmas virtuales, esos que antes habitaban los sueños y ahora podemos escenificar bajo la máscara de un avatar. La niña Alicia que aprendió de bien niña a despertar el deseo se convierte con el tiempo en la mujer pantera. Del otro lado de la pantalla el yonki se conecta a ella sin mediar palabra, sin pedirle el sexo nuestro de cada día fingiendo que no tienen nada que decirse, no como dos desconocidos, sino como dos amantes o una pareja que de tanto tiempo juntos… tanto silencio.

Como dice Armanda Miller en el prólogo: “Si lo que estáis buscando es una historia de amor romántica, aquí no la vais a encontrar. Bienvenidos a la realidad.”

Un libro muy bien editado que además tiene un blog propio, una suerte de Bonus Extra donde el poeta Alejandro Ruiz Morillas desgrana los entresijos de su @Alicia y desarrolla todo un corpus teórico donde se explica, entre otras cosas, por qué su poemario no es una novela de realismo sucio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s