Mi lengua

La lengua -carne y verbo- es un diapasón que me vibra por dentro.